Si hablamos de gimnasia a nivel mundial, en nuestra cabeza aparece inconscientemente Rumania, un país que significa mucho para este deporte. Los mejores deportistas y entrenadores son originarios de este país, una tierra a la cual se debe estar agradecido por los incansables logros, la tardes maravillosas que sus gimnastas han dejado en las rutinas presentadas, sin duda Rumania es más que una bandera en la gimnasia. Los mejores momentos de dicho país en la gimnasia sucedieron en los años ochenta, antes los mejores gimnastas que presentaba la Unión Soviética eran nacidos en Rumania, después de separarse, el país se dio a conocer.

Lo más reconocido era la escuela que mantenía en ese tiempo Martha Karolyi. Entrenadora que junto con su esposo forjaron a varias deportistas de su país, entre ellos a Nadia Comaneci.Martha Karolyi, pertenece a la generación dorada de la gimnasia rumana, conocidos como Los Karolyis, una escuela que fue creadora del potencial de Nadia Comaneci.

A lo largo de su carrera Martha ha entrenado a 9 campeones olímpicos, 15 campeones del mundo, 16 medallistas europeos y muchos estudiantes estadounidenses que han sido campeones nacionales. Después de cierto tiempo la entrenadora desertó de su país y se unió al equipo de los Estados Unidos.

Se estableció en Oklahoma para iniciar su imperio y una historia llena de éxitos para el deporte Norteamericano, el siguiente paso fue convertirse en entrenadora en jefe del equipo de mujeres para los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996.

Ella es la culpable de que Estados Unidos tuviera equipos impresionantes de gimnasia y es parte de la caída de Rumania en dicho deporte, si se hubiese quedado estaríamos hablando de otra historia para los europeos.

Pero el antes y después para Rumania se dio por Nadia Comaneci, la gimnasta se dio a conocer cuando a sus 14 años consiguió la calificación perfecta, es por ello que es reconocida como la mejor gimnasta de todos los tiempos. Pero no solo por eso, durante su trayectoria consiguió nueve medallas olímpicas, cuatro medallas del campeonato del mundo y 12 medallas en campeonatos europeos. En el año 2000 fue nombrada una de las mejores atletas del siglo XX.Nadia era reconocida por su técnica limpia, habilidades originales, innovadoras y difíciles, su conducta estoica y fría en la competencia.

Sus logros la han llevado a ser un documental realizado por ESPN en 2015 llamada “Eternal Princess”. Además tiene una película que no ha sido reconocida por la ex deportista, y finalmente un libro editado en 2004 que lleva como nombre “Cartas a una joven gimnasta”

Los logros de Rumania fueron constantes, pero después decayó, ya no aparecían entre los mejores del mundo. De pronto la nación se vio alcanzada por Rusia, Estados Unidos, Japón China y Reino Unido. En 2016 se dio el acabose, su equipo femenil no calificó a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, algo que no sucedía en 48 años.

Su última gran atleta es Catalina Ponor, una mujer de 29 años que puede presumir de tener una medalla más que Comaneci, pero también puede presumir de ser la última gran estrella de su país, por el momento no hay mas. Parece que el gran imperio de Rumania ha terminado.